Aprendiendo de Steve Jobs

imagesCAZV4WKE

El libro de Walter Isaacson sobre Steve Jobs, además de una biografía excelente y  muy bien documentada, es un libro de lectura obligatoria para los que estén interesados en el mundo de la empresa pues en él encontrarán el relato apasionante de la historia de la persona que ha fundado una de las compañías más valiosas actualmente, Apple, y que con sus múltiples actividades ha transformado diferentes industrias: como los ordenadores personales, los teléfonos móviles, las tabletas digitales, las tiendas de electrónica o las películas de dibujos animados.

Hacia el final del libro, Isaacson pregunta a Jobs cual considera que es su creación más importante. La respuesta no es el iPad o el Mac, sino haber construido una empresa como Apple. “Y como lo has hecho?”. “Las Escuelas de negocios tendrán que estudiar esta pregunta durante cien años”, responde. Recogiendo el guante, el editor de Harvard Businees Review, le pidió al mismo Walter Isaacson que escribiera un artículo sobre las lecciones que se podían extraer del liderazgo de Steve Jobs. En este artículo describe 14 atributos que, en su opinión, son las principales lecciones que se pueden extraer del liderazgo empresarial de Steve Jobs.

JobsNo sé si estaremos cien años discutiendo, pero sin duda es una pregunta interesante. Pero los que estamos en el mundo académico buscamos extraer aprendizajes que luego puedan ser generalizables y que sirvan para ayudar a la mejora de la gestión de las organizaciones. En el artículo de Isaacson se mezclan cosas muy diversas y algunas muy específicas de la personalidad de Jobs que difícilmente se pueden generalizar y menos constituir una lección de liderazgo que los directivos tengan que emular, como se asegura en el título.

Desde mi punto de vista, por ejemplo, la capacidad de Jobs para crear un campo de distorsión de la realidad o su estilo directo de tratar con las personas no me parece que sean lecciones que se deban transmitir. En cambio, me parece muy relevante el énfasis en la focalización de las actividades de una empresa, “decidir qué no se hace es tan importante como decidir qué hacer”, y las técnicas que utiliza para seleccionar los cuatro grandes productos que Apple decide desarrollar cuando vuelve a la empresa en 1997. Todo muy vinculado con su voluntad de simplificación, “la simplicidad es la máxima sofisticación”, aplicada a los productos, “que sean intuitivos y fáciles de utilizar”, y a la empresa, “una organización que perdure en el tiempo”.

Si algo marca el estilo Jobs es su orientación hacia el producto, “hay que poner el producto antes que los resultados”, profundizando en su perfeccionamiento, “pulsando el botón de pausa y volviendo a empezar cuantas veces sea necesario”, hasta conseguir este producto innovador que nadie había pedido, “no hay que ser esclavo de los estudios de mercado”, y que ahora se ha convertido en una parte de nuestras vidas, “en una cruce entre las calles de las humanidades y las ciencias”.

imagesCA0V4UXYEn el libro se reproduce una conversación en casa de Steve Jobs con Bill Gates, los dos eternos rivales se reúnen para tener un último encuentro privado, donde se reconocen mutuamente la aportación realizada por Apple de su sistema integrado, vertical, que proporciona al usuario una experiencia de control y facilidad, y la de Microsoft con su sistema des-integrado, horizontal, que permite al usuario combinar un software con diversos programas y máquinas.

A pesar que no se menciona en el artículo, esta conversación entre los fundadores de Apple y Microsoft es en mi opinión una muy buena lección sobre la riqueza de las opciones estratégicas.  Resulta muy útil para ilustrar que en estrategia no hay un único camino posible. Y que en este debate que ahora se inicia en las escuelas de negocios –y que previsiblemente nos ocupará durante varios años-  es mejor aproximarnos con una perspectiva crítica, abierta al aprendizaje, evitando las mitificaciones e intentado recopilar, valorar y difundir las importantes aportaciones realizadas por Steve Jobs.

Did you enjoy this post? Why not leave a comment below and continue the conversation, or subscribe to my feed and get articles like this delivered automatically to your feed reader.

Comments

No comments yet.

Leave a comment

(required)

(required)