Retos empresariales del Real Madrid

cristiano_ronaldo1

Para su nuevo presidente, Florentino Perez, el Real Madrid tenía que fichar a grandes estrellas o el modelo económico y deportivo seria insostenible. La contratación de Cristiano Ronaldo por 95 millones de euros y la de Kaká por 65 millones han provocado un amplio debate social en el que se han podido escuchar las voces de obispos, sindicalistas o políticos. Desde el punto de vista de la gestión empresarial estos fichajes han de ser considerados como una inversión, con sus riesgos y beneficios potenciales. La pregunta clave es saber cómo se podrán rentabilizar.

 

El modelo económico que quiere poner en marcha el Real Madrid con estos nuevos “galácticos” es que los ingresos del club crezcan rápidamente y poder pasar de los 365 millones de euros del 2008, a los 400 millones en el 2009, con el objetivo de llegar a los 500 millones antes del 2013. Para alcanzar estos ingresos el Real Madrid dispone actualmente de tres fuentes principales: los ingresos comerciales (que representan  el 37%), los derechos de televisión ( 35%) y la venta de entradas (28%). Nos gustaría analizar ahora – con Esteve Calzada, consejero delegado de Prime Time Sport–  el impacto que la actual situación económica puede tener en la evolución de estas tres líneas de ingresos.

 

La venta de entradas normalmente guarda relación con la evolución deportiva del equipo. El año pasado, el Bernabeu tuvo dificultades para vender el aforo VIP, que consta de 4.500 plazas, quedando 600 vacías. Cada plaza VIP cuesta 20.000 euros anuales. Es previsible que la novedad de los fichajes de Ronaldo y Kaká consiga aumentar el número de espectadores al Bernabeu. Pero será difícil lograr incrementos muy significativos en esta línea de ingresos, pues no parece previsible realizar grandes alzas en los precios de las localidades, ni reformas importantes en el estadio para poder ampliar notablemente su capacidad.

 

En cuanto a los derechos de televisión, el Real Madrid tiene garantizados 160 millones de euros anuales por la retransmisión televisiva de las próximas siete temporadas del campeonato de Liga. También vende otros derechos audiovisuales, como los partidos de la Champions, los contenidos por Internet o las imágenes a través de telefonía móvil por todo el mundo. Evidentemente, el Real Madrid intentará renegociar todos estos contratos al alza pero parece difícil que en la Liga, una vez finalizada la llamada guerra del fútbol entre Sogecable y Mediapro, pueda obtener alguna mejora que sea muy relevante.

 

Es en la gestión de la línea de ingresos comerciales donde puede estar la clave para el crecimiento de los ingresos del Real Madrid. En el 2008 el club facturó 130 millones de euros por patrocinios y las previsiones para el 2009 no eran muy favorables. Desde el club se piensa que las empresas están necesitadas de formas de publicidad no convencional y que Cristiano Ronaldo puede ser tan atractivo como Beckham. Con esta idea, están intentando renegociar al alza los contratos con Coca-Cola, Siemens, Mahou, Audi, Banco Santander, Adidas, Telefónica, y captar a otros grandes anunciantes. Está por ver el impacto que la crisis económica va a tener en los presupuestos de patrocinios de estas empresas y las posibles incompatibilidades que puedan surgir con algunas de las ocho marcas con las que Cristiano Ronaldo tiene firmados contratos comerciales (Nike, Banco Espíritu Santo, Coca-Cola, FIFA Street 2, Extra Joss, Fuji, Castrol y Pepe Jeans).

 

Para hacer frente a estos fichajes, el Real Madrid dice disponer de 100 millones en caja y ha recurrido al endeudamiento financiero obteniendo dos créditos por valor de 150 millones de euros: Caja Madrid le ha proporcionado 75 millones, avalado con el contrato de cesión de los derechos audiovisuales, y el Banco Santander una cantidad similar, respaldada por los ingresos de los abonos del estadio Bernabeu. Por otro lado, tiene previsto ingresar una cantidad importante por la venta de futbolista de la actual plantilla (Van der Vaart, Saviola, Sneijder, Huntelaar, Heinze, Mahmadou Diarra o Van Nistelrooory). Los altos salarios de estos jugadores y la devaluación de la libra esterlina puede dificultar su colocación en el principal mercado comprador, como es la liga inglesa.

 

Durante su anterior etapa como presidente del Real Madrid, entre el año 2000 y el 2006, Florentino Perez invirtió 420 millones de euros en fichajes. Zidane, Figo, Ronaldo, Beckham, Owen, fueron los cinco “galácticos”. Ahora, al inicio de su segunda etapa, quiere volver a repetir la misma estrategia, incrementando notablemente la cantidad invertida en el primer año, sin tener en cuenta el cambio en la situación económica y social. En nuestra opinión, las líneas de ingresos tienen un potencial de mejora reducido y la devaluación de la libra esterlina afectará a la venta de los jugadores sobrantes. El principal reto empresarial de Florentino Perez es lograr que estos “jugadores-inversión” consigan incrementar los ingresos para poder dar viabilidad al modelo económico del Real Madrid.

 

Did you enjoy this post? Why not leave a comment below and continue the conversation, or subscribe to my feed and get articles like this delivered automatically to your feed reader.

Comments

No comments yet.

Leave a comment

(required)

(required)